KE KREE KYROS?

1. LA ESCRITURA: La Biblia es la Palabra de Dios, y sus manuscritos originales son libres de errores y contradicciones. Es la única, regla infalible, autoritaria y confiable para la fe y la vida (2 Ped. 1:21, 2 Tim. 3:16).

2. DIOS: Dios es el único Supremo Está sin ningunos dioses creados antes ni después de Él en toda existencia, en todos lugares, en todo tiempo (Isaías 43:10; 44:6; 44:8; 1 Tim. 1:17). El siempre ha sido Dios y nunca algo mas (Salmos 90:2). El es Santo (Rev. 4:8), Eterno (Isaías 57:15), Omnipotente (Jer. 32:17,27), Omnipresente (Salmos 137-12), Omnisciente (1 Juan 3:20); etc. El es Amor (1 Juan 4:8, 16); la Luz (1 Juan 1:5); Espíritu (Juan 4:24); la Verdad (Salmos 117:2); Creador (Isaías 40:12, 22,26), etc. El debe ser adorado (Gen. 24:26; Ex. 4:31; 2 Cron. 29:28; 1 Cor. 14:25; Rev. 7:11). El debe ser servido (Mat. 4:10; 1 Cor. 6:19; Fil. 3:7; 1 Tes. 1:9; Heb. 9:14). El debe ser proclamado.

3. TRINIDAD: Hay un Dios en quien hay tres personas eternas, claras y simultáneas — el Padre, el Hijo (Jesucristo), y el Espíritu Santo. Todo los tres son el único Dios, coeternos, iguales, etc., Por lo tanto, hay un sólo Dios, no tres dioses ni tampoco una persona que tomó tres modos, posiciones o formas. (Isaías 44:6.8; 45:5; Gen. 1:26-27; 3:22; Mat. 3:17; 28:19; Luc 10:35; 2 Cor. 13:14).

4. JESUCRISTO: Jesucristo es la Palabra (Dios) quien llegó a ser un hombre. El agregó naturaleza humana a Su naturaleza divina. El es ambos humano y divino, y, por lo tanto, tiene dos naturalezas. Sin embargo, El es una persona, no dos. El no es parte Dios y parte hombre. (Fil. 2:5-11; Col. 2:9; 1 Tim. 3:16; Heb. 1:5-13; Juan 1:1-3, 14).

5. LA CONDICION HUMANA: El Ser humano es pecador, corrupto, y malvado. El Ser Humano cree en Dios por la gracia de Dios por fe (Juan 6:28-29; 15:5; Fil. 1:29), no puede venir cerca de Dios por sus propios esfuerzos (Juan 6:44; Rom. 3:10-12), ni puede él comprender las cosas espirituales de Dios por sí mismo (1 Cor. 2:14; Rom. 8:7), ni puede él ganar la salvación por sus propios intentos con buenas obras (Efe. 2:8-9; Rom. 4:1-6), ni una vez salvo él mantiene su salvación por sus buenas obras (Gal. 3:1-3). El castigo eterno en el infierno y la separación de la bendita presencia de Dios son las consecuencias de las personas que no han confiado en la obra expiatoria de Cristo en la cruz (Efe. 2:1-3; Rom. 6:23).

6. LA SALVACION: implica la redención del Ser Humano entero, y es ofrecida libremente a todos los que acepta a Jesucristo como Señor y Salvador, el cual por Su propia sangre obtuvo redención eterna para el creyente. En su sentido más extenso, la salvación incluye regeneración, la justificación, la santificación, y la glorificación. No existe salvación lejos de la fe personal en Jesucristo como Señor.

A. La regeneración, o el nuevo nacimiento, es un trabajo de la gracia de Dios por lo cual creyentes llega a ser nuevos criaturas en Jesucristo. Es un cambio de idea forjado por el Espíritu Santo por convicción de pecado, al que el pecador responde en arrepentimiento hacia Dios y en la fe en el Señor Jesucristo. El arrepentimiento y la fe son experiencias inseparables de la gracia. El arrepentimiento es una verdadera vuelta del pecado hacia Dios. La fe es la aceptación de Jesucristo y el compromiso de la personalidad entera a El cómo Señor y Salvador.

B. La justificación es absolución gratuita y completa de Dios sobre Sus principios de rectitud de todos pecadores que se arrepienten y creen en Cristo. La justificación trae al creyente a una relación de paz y favor con Dios.

C. La santificación es la experiencia, empezando en la regeneración, por la que el creyente es separado para los propósitos de Dios, y le permite progreso hacia la madurez moral y espiritual por la presencia y el poder del Espíritu Santo que habita en él. El crecimiento en la gracia debe continuar a través de la vida de la persona regenerada.

D. La glorificación es la culminación de la salvación y es el ultimo estado duradero de bendición y redención. Génesis 3:15; Éxodo 3:14-17; 6:2-8; Mat 1:21; 4:17; 16:21-26; Luc 27:22-28:6; 1:68-69; 2:28-32; Juan 1:11-14,29; 3:3-21,36; 5:24; 10:9,28-29; 15:1-16; 17:17; Hech 2:21; 4:12; 15:11; 16:30-31; 17:30-31; 20:32; Rom 1:16-18; 2:4; 3:23-25; 4:3ff.; 5:8-10; 6:1-23; 8:1-18,29-39; 10:9-10,13; 13:11-14; 1 Cor 1:18.30; 6:19-20; 15:10; 2 Cor 5:17-20; Gal 2:20; 3:13; 5:22-25; 6:15; Efes 1:7; 2:8-22; 4:11-16; Fil 2:12-13; Col 1:9-22; 3:1ff.; 1 Tes 5:23-24; 2 Tim 1:12; Tito 2:11-14; Heb 2:1-3; 5:8-9; 9:24-28; 11:1-12:8,14; Santiago 2:14-26; 1 Ped 1:2-23; 1 Juan 1:6-2:11; Apoc 3:20; 21:1-22:5.

7. LA IGLESIA: Dios llama a cristianos a su Iglesia donde la Palabra de Dios es predicada, donde el bautismo y La Santa Cena (la comunión) son administrados, donde los creyentes son discipulados y son disciplinados y donde creyentes sirven para mutua edificación (Ma. 16:18). No existe un cuerpo verdadero eclesiástico terrenal que sea ‘la iglesia verdadera’. Más bien, la Iglesia Verdadera consiste en todos los creyentes verdaderos dondequiera que ellos puedan estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: